Reglas básicas de establecimiento de precio de equilibrio en subastas

Una vez ya hemos visto tanto los diferentes segmentos del mercado como las fases que componen el mismo hemos podido ver que dependiendo del segmente de mercado en el cual estemos operando podremos encontrarnos o no subastas.

Recordemos que durante las subastas pueden introducir, modificarse y cancelar órdenes, pero en ningún caso habrá negociación.

En este capítulo vamos a explicar las cuatro reglas para el cálculo del precio de equilibrio en las subastas.

La primera de ellas es la condición de máximo ejecución, de todas las órdenes introducidas en la subasta, el precio de equilibrio será el que permita negociar una mayor cantidad de volumen.

En segundo lugar, condición de menor desequilibrio, en caso de que haya más de un precio al que pueda operarse el mismo volumen, el precio de la subasta será aquel que produce un menor desequilibrio, y como desequilibrio entendemos la diferente entre el volumen demandando y ofertado a un mismo precio.

Tercera condición, mínimo volumen no ejecutado. Si tenemos más de un precio que deja el mismo desequilibrio, el precio de la subasta será aquel del lado de mayor volumen.

La cuarta y última condición, precio último. Si las tres condiciones indicadas anteriormente siguen generando más de un precio, el precio de equilibrio de la subasta será el que más cercano esté al último precio negociado.

Dentro de las subastas no se admite cualquier tipo de orden, sino que las admitidas son: limitada, de mercado y por lo mejor.

Por otro lado, si ya finalizada la subasta un valor está en una situación en las que tanto las órdenes de mercado y por lo mejor de un lado son superiores a las del lado contrario del libro de órdenes, se denomina que el valor está “estrangulado”. Para este tipo de situaciones el valor seguirá en subasta y se tomarán dos medidas complementarias al respecto:

  1. Prolongar el periodo de subasta el precio que se considere necesario hasta corregir la situación.
  2. Ampliar los rangos estáticos, por lo que se permitirán mayores subidas/caídas del valor.